LA ORTODONCIA O EL EFECTO MARIPOSA

LA ORTODONCIA O EL EFECTO MARIPOSA

Un proverbio chino dice que el aleteo de una mariposa puede sentirse al otro lado del mundo. ¿Qué significa esto? Que cualquier pequeño cambio en una pequeña parte de un sistema puede inducir a un gran cambio en todo el conjunto del sistema.

No. No te has equivocado de blog. Enseguida te aclaramos qué tiene que ver todo esto con la ortodoncia.

Hay quien piensa que la ortodoncia tiene que ver más con la estética que con la salud. Y está claro que nos ayuda a sonreír. Y que tener unos dientes bien alineados hacen que nuestra boca sea, sin duda, más bonita. Y que una buena sonrisa aumenta nuestra autoestima. Y que… en fin, que las ventajas estéticas son muchas e indudables. Pero aún hay más. Porque un tratamiento de ortodoncia no es solo un tratamiento estético.

La ortodoncia es la especialidad de la odontología que se ocupa de la posición de los dientes mal alineados. ¿Qué significa que los dientes no están bien posicionados? Que no apoyan bien unos sobre otros. O lo que es lo mismo, que nuestra mordida no es buena. Y cuando no mordemos bien… ¡¡¡ tenemos un problema !!! O varios. Estas son algunas de las consecuencias de tener unos dientes mal alineados:

  • Unos dientes que se apiñan son dientes mucho más difíciles de limpiar y, por tanto, más propensos a padecer caries o enfermedades periodontales.
  • La tensión que se ejerce sobre los músculos a la hora de masticar favorece la aparición de dolores de cabeza e incluso incide en la presencia de dolores en el cuello, hombros o espalda.
  • Masticamos peor. Y masticar mal compromete nuestra digestión porque los alimentos no llegan a nuestro estómago en condiciones óptimas para ser metabolizados.

O sea: que un diente mal dispuesto provoca una peor limpieza. Y la falta de higiene favorece la aparición de enfermedades periodontales, de dolores musculares e incluso de trastornos estomacales.

Vamos, que un problema en un diente tiene repercusión en nuestro estado de salud general. O lo que lo mismo: una alteración en una minúscula parte de nuestro cuerpo es capaz de afectar a su conjunto.

Como el pequeño aleteo de una mariposa en la otra parte del mundo.

¿Cómo saber si se necesita un tratamiento de ortodoncia? Ante la duda, lo mejor es recurrir a tu dentista. Como en todo, anticiparse al problema es ya media victoria. El ortodoncista examinará tu caso, llegará a un diagnóstico y te propondrá el tratamiento más adecuado. Se trata de cuidar tu salud al tiempo que mimas tu sonrisa.

Y no te preocupes por tu imagen: disponemos de técnicas –como Invisaling- prácticamente invisibles !!!

sonrisas

Leave a Comment


cinco × 5 =